Javier Pérez de Vargas y Pere Vila, en la clausura del seminario. / Fuente: Siscu Baiges

El Observatorio para la Innovación de los Informativos en la Sociedad Digital (OI2), impulsado por Radio Televisión Española y la Universidad Autónoma de Barcelona, ha organizado, este 10 de junio, un webinar dedicado a La Inteligencia artificial aplicada a los informativos. Ha sido un encuentro que tenía como objetivo presentar los resultados del quinto informe de investigación dedicado a presentadores virtuales y un libro que recopila todos los informes publicados hasta el momento sobre IA vinculada al periodismo. El evento se ha llevado a cabo en la Real Academia de Ingeniería en Madrid y se ha transmitido de forma virtual a través de Youtube. Ha contado también con la colaboración de infoEdu y la red INNONEWS.

La sesión ha sido inaugurada por José Manuel Pérez Tornero, presidente de la Corporación RTVE, Antonio Colino Martínez, presidente de la Real Academia de Ingeniería, Luis Lada Díaz, vicepresidente Real Academia de Ingeniería y Marius Martínez Muñoz, vicerrector de Relaciones Internacionales de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB), que han introducido el seminario y dado paso a las mesas de diálogo.

Tras las palabras de salutación de Antonio Colino, Luis Lada recordó que se han realizado ya diversas sesiones sobre las herramientas tratadas en esos seminarios y señaló que la colaboración entre la Real Academia de Ingeniería y RTVE tiene un potencial enorme para la mejora de todo tipo de actividades, especialmente en el campo audiovisual. Marius Martínez, en nombre de a UAB, destacó el esfuerzo conjunto de esta universidad y RTVE en el Observatorio para la Innovación de los Informativos en la Sociedad Digital y la necesidad de aplicar adecuadamente las nuevas tecnologías en la comunicación y la información en los tiempos de incertidumbre y cambio que estamos viviendo. Se refirió también a la importancia de la interdisciplinariedad, como la mejor manera de afrontar los grandes desafíos que plantea la realidad que vivimos hoy.        

José Manuel Pérez Tornero comenzó su intervención hablando de la necesidad de gobernar el cambio que necesita nuestra sociedad apelando a un cierto sentido de la rebeldía. Para él, necesitamos creer en nosotros mismos y en que podemos inventar y desarrollar nuevas propuestas tanto en el campo de la universidad, como en el de la comunicación y el de la ingeniería. Dijo también que las empresas de hoy en día si no están preparadas para conectar con la academia y la sociedad no saldrán adelante. “Hay que romper el paradigma tradicional, dominado por la rutina y el espejo retrovisor y apostar con coraje y voluntad de cambio por la gente joven y poner la tecnología al servicio de las personas”, dijo. 

Empresa, comunicación y academia

La primera mesa redonda presentó el quinto informe de la investigación dedicado a presentadores virtuales. Contó con la participación de Cristina Pulido, profesora Serra Hunter del Departamento de Periodismo de la UAB; Pere Buhigas, director de RTVE Catalunya; Nieves Ábalos y Carlos Muñoz de Monoceros Labs, y Francisco Fernández Medina, profesor de la Pontificia Universidad Católica de Chile (PUC), que se encargó de moderar este diálogo.

El director de RTVE Catalunya, Pere Buhigas, interviniendo en el Seminario (webinar) sobre inteligencia artificial (IA) aplicada a los informativos. / Fuente: Siscu Baiges

Francisco Fernández destacó que moderaba el acto desde 10.000 quilómetros de distancia de la sede de la Real Academia de Ingeniería e introdujo a los ponentes resaltando su convicción de que los presentadores humanos seguirán siendo necesarios. Cristina Pulido fue la primera ponente en tomar la palabra y presentó el informe refiriéndose de entrada a los medios de comunicación que han ido introduciendo el uso de contenidos con asistentes de voz, liderados por RTVE, El País i la SER. Afirmó que las pantallas no desaparecerán pero que aparecerán nuevas aplicaciones y formas de comunicación y que se han dado pasos de gigante para superar el test de Turing, y no distinguir entre humanos y robots. El cambio que estamos viviendo precisan de teorías de comunicación nuevas, dijo, y añadió la necesidad de potenciar el uso del castellano en esas nuevas tecnologías y mantener el respeto a la privacidad de los usuarios.

Nieves Ábalos y Carlos Muñoz explicaron la labor de la empresa Monoceros Labs en el desarrollo de los asistentes de voz. Nieves Ábalos explicó que la tecnología que hay detrás de ellos, que denominó Inteligencia Artificial Conversacional, se basa en el reconocimiento de la voz, con la necesidad de resolver los problemas lingüísticos, la comprensión y la generación de respuestas. Carlos Muñoz señaló que hay que hacer frente a cuestiones que la tecnología aún no ha resuelto, como los que plantean los textos largos (entonación, prosodia, pausas,…). Queda pues un largo camino para conseguir que los asistentes de voz no resulten monótonos y sepan poner énfasis en determinados momentos de la lectura. Acabó emitiendo un audio de Alexa donde sí que se da expresividad a su forma de hablar, una opción que no tardará llegar a los asistentes de voz en castellano.

Por su parte, Pere Buhigas felicitó el trabajo hecho por Monoceros e hizo hincapié en la necesidad de ese tipo de empresas. El moderador le preguntó si los periodistas son necesarios y Buhigas contestó que no deben sentirse amenazados por los progresos de la inteligencia artificial en el sector de la comunicación. Afirmó que nunca ha habido tantas vías de comunicación como ahora y que los presentadores de radio o televisión no serán sustituidos por robots pero sí que pueden ser complementados por ellos en labores repetitivas o menos creativas. Avanzó la opción de que los ciudadanos puedan elegir en el futuro cercano los contenidos y presentadores que les aporten la información que desean. Destacó que cada vez los resultados de esa investigación son más sofisticados y se consiguen robots humanoides cada vez más convincentes, hasta el punto de caer en el riesgo de la confusión. En su última reflexión se planteó si el ciudadano aceptará o rechazadora los o las presentadores y presentadoras robóticas. Dejó el dilema en el aire.

El moderador bromeó diciendo que a lo mejor era él mismo un robot virtual y trasladó las preguntas a los ponentes que le llegaron a través del chat de youtube. Cristina Pulido reclamó más ciencia para analizar si las personas desean más o menos presencia de presentadores virtuales en los programas informativos a la vez que afirmó que es evidente que los asistentes de voz han sido muy bien acogidos. Pere Buhigas señaló que Corea, China y Estados Unidos son los países más avanzados en este tema mientras que Europa anda algo más atrasada y que España va tarde ya para ponerse al nivel adecuado. Pidió a la academia cuantos más informes mejor y a la empresa el máximo número de ejemplos. Cristina Pulido y Nieves Ábalos coincidieron en la necesidad de colaboración entre los tres sectores: empresa, comunicación y academia.

Transversalidad, ética y universidad

Santiago Tejedor, director del Departamento de Periodismo de la UAB; Pere Vila, director de Estrategia Tecnológica e Innovación Digital de RTVE; Gabriel Torres, presidente del Consejo Directivo Asociación de las Televisiones Educativas y Culturales Iberoamericanas (ATEI) y director del Canal 44, de Méjico, formaron la segunda mesa dedicada a la presentación del libro La inteligencia artificial aplicada a los informativos. Informe de investigación sobre IA y periodismo que fue moderada por María Victoria Pabón, profesora de la Universidad Pontificia Bolivariana Medellín, Colombia.

María Victoria Pabón afirmó, en la presentación de la nueva sesión, que la inteligencia artificial debe contribuir a la modernización de la comunicación. Santiago Tejedor detalló el contenido del libro La inteligencia artificial aplicada a los informativos. Informe de investigación sobre IA y periodismo y destacó que abre brecha en una selva de interrogantes sobre un tema en el que pocos se han adentrado. Hay que acabar con la percepción de que la IA es algo frío que compete a las máquinas y verlo como una tecnología que aporta ayudas y respuestas. Puso como ejemplo de esas respuestas la que da la IA a la información sobre competiciones deportivas que interesan a sectores de ciudadanos muy específicos y que sin esa tecnología quedarían desatendidos. Destacó que uno de los capítulos del libro se dedica a la lucha conjunta de hombres y máquinas contra la desinformación. Sobre la automatización dijo que los robots cometen pocas faltas de ortografía pero aún les falta mejorar mucho en la creación de historias.

Pere Vila recordó que la colaboración entre RTVE y la UAB se inició hace ya 3 años y detalló las diversas aportaciones que la automatización facilita a los medios de comunicación, desde los presentadores virtuales a la búsqueda de documentación, la redacción automática o la mejora de la calidad de imágenes. Mencionó también que entre que aparecen las tecnologías y las empresas las asumen transcurren entre 7 o 10 años y cree que eso mismo pasará con una amplia aplicación de la IA en los espacios informativos. En su intervención, Gabriel Torres resumió, apartado a apartado, el contenido del libro, concluyendo que la presencia de la inteligencia artificial en los medios de comunicación no es una cuestión de futuro o ciencia ficción sino que forma parte ya importante de ellos.

En el turno de preguntas, Santiago Tejedor afirmó que la IA permitirá que los periodistas puedan dedicarse más y mejor a la construcción de historias y que son ellos quienes decidirán qué uso hacen de la tecnología, contando con la sensibilización de una sociedad en la que todos somos emisores y receptores de contenidos. Pere Vila subrayó la necesidad de intervenir en este terreno desde la ética y de aprovechar la automatización no para la sustitución de periodistas sino para ofrecer información que sin ella no sería posible. Tejedor añadió que la nueva realidad que trae la automatización también traerá nuevos perfiles laborales para la profesión. Gabriel Torres añadió que el temor a que las máquinas quiten empleos a los periodistas es infundado e insistió en la idea que la automatización ofrecerá más tiempo a los profesionales para dedicarlo a la investigación y a mejorar la calidad de sus informaciones. Planteó también la necesidad de que las universidades sepan adaptarse a los nuevos perfiles profesionales que están apareciendo a raíz de la implantación de la IA en los medios de comunicación.

La decana de la Facultad de Ciencias de la Comunicaicón de la UAB, Maria José Recoder, participando en el Seminario (webinar) sobre inteligencia artificial (IA) aplicada a los informativos. / Fuente: Siscu Baiges

“Esto no ha hecho nada más que empezar”

Finalmente, Pere Vila, Maria José Recoder, decana de la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la UAB, y Javier Pérez de Vargas, director gerente de la Real Academia de Ingeniería clausuraron el seminario, valorando su desarrollo y haciendo una primera aproximación a sus conclusiones y los retos futuros que ha planteado. Maria José Recoder resaltó que la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la UAB considera muy relevante la colaboración con los medios de comunicación públicos para mejorar la profesión, la transferencia de conocimientos y la conexión eficaz con la sociedad. Además, anunció la creación de un grado de Inteligencia Artificial en la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la UAB que empezará a andar el próximo curso académico. “Esto no ha hecho nada más que empezar”, afirmó la decana. Pere Vila dijo que le gustaría ver como aterrizan en la realidad las ideas contenidas en el libro mientras que Javier Pérez de Vargas cerró el seminario diciendo que la revolución de la inteligencia artificial ya está aquí, que hay que asumir y gestionar el reto que supone la enorme brecha que hay aún entre los especialistas y la sociedad de base y animó a continuar trabajando en las líneas que apunta el libro que se acababa de presentar.

Artículo anteriorSomos Mundo incorpora las primeras guías de viajes del curso 2020-2021
Artículo siguienteBarcelona, las cicatrices del 38