El lanzamiento del cuarto álbum de estudio de la cantante trajo consigo el éxito internacional

por Helena Gómez, Ainoa Jurado, Abril León, Alba Maria López, Adrián Martínez y Laia Partida


Todo al rojo. Esa fue la apuesta de la cantante norteamericana Taylor Swift el pasado 22 de octubre de 2012 cuando lanzaba al mercado su cuarto álbum de estudio. Después de una trayectoria relativamente consolidada en el mundo del ‘country’, Red —el cromático nombre que llevaba por título el disco— fue considerado el “primer álbum de pop adulto” de la artista. Y ahí reside el éxito de esta obra tan singular. Swift no solo se estaba desmarcando de su estilo anterior, sino que también daba comienzo su despegue como artista consagrada en el panorama internacional.

De la mano de Big Machine Records, la discográfica que la acompañó hasta 2019 cuando la cantante publicó su aclamado Lover, Swift trabajó de la mano con productores tan reconocidos como Max Martin y Shellback en este álbum que ella misma describió como un compendio de “todas las maneras en las que tienes que decir adiós a alguien”. Centrado en las pérdidas, las relaciones tóxicas y con la musicalidad de unas emociones que Swift dice asociar directamente al color rojo, Red mezclaba estilos tan variopintos como el ‘country’, el ‘pop rock’, el más puro pop adolescente incluso con pinceladas de ‘dubstep’. Sin duda, toda una apuesta después de una Taylor Swift que nos había acostumbrado a baladas tan edulcoradas como su primogénita Love Story (2008).

Red Tour es el nombre con el que se dio a conocer la gira del disco. Esta empezó el 13 de marzo de 2013 en Omaha, Estados Unidos, y finalizó el 14 de diciembre del mismo año en Melbourne, Australia. Anterior a los acontecimientos, el 25 de octubre de 2012, Swift publicó en su página oficial las fechas de las presentaciones de su gira mundial, con la finalidad promocionar su cuarto álbum de estudio. La cantante anunció la gira durante el programa All Access Nashville with Katie Couric.

La gira estaba compuesta por 58 presentaciones en 45 ciudades distintas, y debido a la alta demanda de la gira, se agregaron 4 presentaciones más en Toronto, Foxborough y Los Ángeles para las fechas del 14 de junio, 26 de julio y 23 y 24 de agosto, respectivamente.


SET LIST

La selección de canciones para los conciertos no estaba compuesta únicamente por las de este álbum, pues la cantante también interpretó algunos de sus temas anteriores más conocidos como You Belong With Me o Love Story.

“Voy a tocar Love Story por el resto de mi carrera porque a los admiradores realmente les gusta. Si alguna vez me canso de ella, voy a continuar tocándola en mis shows. Como un artista, tienes que recordar tus experiencias como un admirador. Y como un admirador tú oíste la canción en tu habitación, la reprodujiste una y otra vez, sabes dónde está la parte del violín, sabes dónde está la parte del banjo y te gusta la forma en la que se canta en la canción.”

– Taylor Swift en una entrevista para Billboard.

La siguiente lista de canciones fue representada en el show del 19 de julio de 2013 en Filadelfia.

  1. State Of Grace
  2. Holy Ground
  3. Red
  4. You Belong With Me
  5. The Lucky One
  6. Mean
  7. Stay Stay Stay (contiene elementos de Ho Hey de The Lumineers)
  8. 22
  9. I Almost Do
  10. Everything Has Changed
  11. Begin Again
  12. Sparks Fly
  13. I Knew You Were Trouble
  14. All Too Well
  15. Love Story
  16. Treacherous

Varios de los conciertos contaron con invitados especiales que interpretaron una canción propia junto a Swift. Lego House de Ed Sheeran o Burn de Ellie Goulding fueron algunos de los temas que resonaron en los escenarios del Red Tour.


Everything Has Changed, sentenciaba Swift en el quinto sencillo del disco, y nada más sustancialmente fiel a la realidad: todo había cambiado para siempre en la carrera de la cantante. Sea como fuera, serían canciones como We Are Never Ever Getting Back Together —“nunca más volveremos a estar juntos”— 22 o I Knew You Were Trouble —“sabía que eras un problema”—las que destacarían más en los ‘rankings’ y ganaban más reconocimiento por parte de los oyentes. Los videoclips de estas dos primeras, de hecho, consiguieron 671 y 483 millones de reproducciones en la plataforma YouTube. Un récord sin precedentes.

En cuanto a las cifras, Red se posicionó en segundo lugar en las listas de discos más vendidos a nivel mundial en el año 2012, el de su debut. Como muestra el gráfico, en primera posición se encontraba el disco 21 de Adele, que superó al de Taylor Swift por más de 5 millones de copias vendidas alrededor del mundo. Aun así, Swift se convertiría por entonces en la artista estadounidense con más ventas discográficas a nivel mundial, con casi 4 millones de discos vendidos.

Red marcó un antes y un después en la carrera de la artista. De la Taylor Swift de baladas ‘country’ y acústicas quedaba la esencia. Dejaba atrás su etapa inicial para abrirse camino en un pop más maduro, sin desprenderse del country que la lanzó a la fama pero señalando muy claramente el recorrido futuro de la artista. Así fue reconocido por la crítica, del mismo modo que se reconocería su calidad con diferentes premios y nominaciones. Red fue nominado en los premios Grammy en la categoría de mejor álbum country y álbum del año. En los Billboard Music Awards de 2013, Red recibió dos premios, en las categorías de mejor álbum Billboard 200 y mejor álbum de ‘country’. Swift fue galardonada con seis premios más, entre ellos artista del año y mejor artista femenina. En los American Music Awards, Red recibió el premio a mejor álbum country, y obtuvo nominaciones en los Independent Music Awards y la Academy of Country Music Awards, que ya la había premiado por trabajos anteriores. Fue ganador a mejor álbum en los American Music Awards.

A sus 22 años, Swift ya se consolidaba como una de las artistas más representativas del panorama musical internacional. La prueba de su éxito, un reconocimiento de la crítica y del público a su álbum más polivalente, que combina diferentes estilos musicales, a la vez que se define como un álbum muy personal.

Unos meses antes del lanzamiento, en agosto de 2012, la cantante retransmitió un videochat con sus seguidores con el fin de responder algunas de sus preguntas. Además, sorprendió a sus fans anunciando la fecha del estreno de Red e hizo un adelanto de We Are Never Ever Getting Back Together, el primer sencillo del álbum. También aprovechó para explicar el trasfondo del título de su disco:

«Todas las diferentes emociones que están escritas en este álbum son todas más o menos sobre el tipo de relaciones turbulentas, locas, dementes, intensas y semi-tóxicas que he experimentado en los últimos dos años. Todas esas emociones —que van desde el amor intenso, frustración intensa, celos, confusión, todo eso— en mi mente, todas esas emociones son de color rojo. Ya sabes, no hay nada en el medio. No hay nada beige sobre ninguno de esos sentimientos»

– Taylor Swift

Taylor Swift hizo un salto adelante en su carrera, ya que las dieciséis canciones que contiene este disco fueron escritas únicamente por ella, rechazando contar con la ayuda del productor Nathan Chapman, presente en sus tres anteriores trabajos. En total, el proceso de grabación, escritura y preparación del álbum duró aproximadamente dos años. La artista quería salir de su zona de confort y en la elaboración de algunas de sus canciones decidió trabajar con artistas como Ed Sheeran, Gary Lightbody, Max Martin y Dan Wilson. En definitiva, Red fue el gran paso de Taylor Swift para conseguir ser, a día de hoy, una de las cantantes más importantes del panorama musical.

Artículo anteriorDORM O ESTALVIA
Artículo siguienteOT: el fenómeno de los 20 años