21 de Octubre 2021

Clàudia Ortega, Gina Pallarès, Pablo Sánchez-Montañes, Jose Torrecillas

Hoy hace cincuenta años que Pablo Neruda ganó el premio Nobel de Literatura

“Me gusta cuando callas porque estás como ausente” con esta frase el autor dió la vuelta al mundo, y aunque parece una frase inocente, la connotación  que se esconde detrás es más oscura. Medio siglo más tarde el autor no pasa el examen, en pleno auge del movimiento feminista salen a la palestra pública facetas privadas del poeta narradas en su obra que nadie se había molestado en analizar. La última gran polémica surgió en 2018 cuando las autoridades chilenas propusieron llamar al aeropuerto de la capital del país, “aeropuerto Pablo Neruda”. Diversos sectores feministas proponen el nombre de Gabriela Mistral, pseudónimo de Lucila de María Godoy Alcayaga, también natural de Chile, que ganó un Premio Nobel de Literatura en 1945.

La polémica hacia la figura del poeta latinoamericano surge en el momento de la confesión de una supuesta violación en una de sus memorias publicadas. Esta se titula Confieso que he vivido y es donde encontramos el fragmento siguiente:


«Una mañana, decidido a todo, la tomé fuertemente de la muñeca y la miré a la cara. No había idioma alguno en que pudiera hablarle. Se dejó conducir por mí sin una sonrisa y pronto estuvo desnuda sobre mi cama. (…) El encuentro fue el de un hombre con una estatua. Permaneció todo el tiempo con sus ojos abiertos, impasible. Hacía bien en despreciarme. No se repitió la experiencia»

Desde la publicación de esta obra en 1974, un año después de su muerte, varias personas han destacado esta faceta del poeta como la ilustradora Carla Moreno en 2015 en una portada de revista. También, en 2013 Mark Eisner -editor y traductor de The Essential Neruda: Selected Poems-, según La Vanguardia, usó el término violación para hacer referencia a la interpretación de las palabras de Neruda en el poema. Neruda, el llamado del poeta es el libro que publicó Eisner en pleno movimiento del #MeToo, dedicado y creado por mujeres.

En los últimos años, en Chile han tenido lugar muchas manifestaciones feministas bajo la consigna “Neruda, cállate tú”.

Este acontecimiento se suma a otros comportamientos inadecuados hacia las mujeres de los que el autor está acusado, como el abandono de su única hija. Pablo Neruda fue padre de Malva Marina junto a la holandesa María Antonieta Hagenaar, la niña padecía de una enfermedad congénita y el poeta mostró una actitud incomprensible al desconocer su problema de salud y acabar por abandonarla. La diputada Pamela Jiles dijo en una de sus intervenciones sobre el tema: “Ni el poema más perfecto puede compensar la maldad hacia un niño”.

Neruda ha sido uno de los poetas más destacados del siglo XX- o el máximo exponente como dijo Federico García Lorca- y un referente en la poesía del siglo actual. Su vida estuvo marcada por todos los viajes que realizó al extranjero, su llegada a España y su implicación con la Segunda República, la ruta por Latinoamérica y cuando estuvo en París como embajador de Chile. En 1971, durante su estancia en el país galo, el autor recibió el premio Nobel de Literatura y viajó hasta Estocolmo para recibirlo. 

https://cdn.knightlab.com/libs/timeline3/latest/embed/index.html?source=1u8a-p4QVL7uKtFvBQdAQZVbGMlLDjqlGshgdxrho5Nw&font=Default&lang=en&initial_zoom=2&height=650

Dos años más tarde, su estado de salud empeora en su tierra natal y tras el golpe militar del 11 de septiembre no levanta cabeza. Finalmente, Ricardo Eliécer Neftalí Reyes Basoalto, o más conocido como Pablo Neruda, falleció el 23 de septiembre de 1973 a causa de un cáncer de próstata.

Artículo anteriorOT: el fenómeno de los 20 años
Artículo siguienteEl NO a la Guerra del Vietnam 54 anys després