Fuente: Elaboración propia.

Te proponemos el juego ‘Libera a Britney’ para que conozcas el reivindicativo movimiento social del #FreeBritney

por Helena Gómez, Ainoa Jurado, Abril León, Alba Maria López, Adrián Martínez y Laia Partida


“Si Britney sobrevivió al 2007, ¡tú puedes con el día de hoy!” claman infinitud de artículos de broma. Y es que sí, el 2007 no fue el mejor año para Britney Spears. De hecho, se conoce como la época ‘Britney 2007’ al peor momento de su carrera. Después del éxito internacional, a la cantante se le vinieron encima infinitud de conflictos relacionados con su vida personal. Su divorcio del bailarín Kevin Federline y la pérdida de la custodia de sus hijos en común. Sus problemas con las drogas y la publicación de imágenes en imagen que perjudicaban su imagen pública. Todo estalló la noche del 16 de febrero de 2007, cuando Spears se plantó en una peluquería de Tarzana (California) y se afeitó la cabeza ante las incrédulas miradas los paparazzis. A continuación, te ponemos en contexto con algunos datos cronológicos.


Las influencias a su alrededor y sus malas decisiones hicieron que Britney tuviera que lidiar con tratamientos de psicoterapia en al menos dos ocasiones. Después de su segunda —y larga— estancia en el centro médico, su padre, James «Jamie» Parnell, tramitó una tutela para ella. Esto la invalidaba de controlar sus ingresos y finanzas, así como de tomar decisiones personales tan sencillas como poder sacar dinero del banco. Pero cuando Britney se recuperó, la tutela no terminó. De hecho, la tutela ha durado 13 años y no ha terminado hasta el 12 de noviembre de este 2021. Todo gracias al #FreeBritney. ¿Aún no conoces el movimiento?


#FreeBritney, el fin de un infierno

En abril de 2019, el podcast Britney’s Gram hizo público un audio que revelaba algunas de las condiciones bajos la que la cantante vivía debido a su tutela. Spears llevaba recluida en contra de su voluntad desde enero por haber violado una de las restrictivas reglas en las que se le prohibía expresamente conducir. Y así fue como esta dura tutela que debía haber terminado en 2009 salió a la luz y consternó a sus seguidores. Comenzaba el #FreeBritney, un movimiento que movió masas y celebridades —como las cantantes Cher y Miley Cyrus— en redes sociales e incluso en protestas presenciales como la llevada a cabo ante el Ayuntamiento de West Hollywood con el objetivo de liberarla del centro psiquiátrico en el que se encontraba.

Después de mucho revuelo e incontables disputas legales entre padre e hija, el movimiento parecía dar su fruto cuando, en agosto de 2021, Jamie renunció a ser tutor de su hija después de 13 años y “por un tiempo indeterminado”. Ese mismo mes, el gigante Netflix estrenó Britney vs Spears, un documental que mostró al mundo sin censura todo lo que la tan polémica tutela escondía en la privación de la libertad de la cantante. El 12 de noviembre de 2021, Brenda Penny, la jueza a cargo, puso fin a la tutela devolviéndole a Britney el control de su patrimonio y, lo más importante: su libertad.

Desde Somos Periodismo te proponemos Libera a Britney, un juego de plataformas en el que podrás acompañar a la cantante en el antes, el durante y el después de sus años tutelada. Desplázate con las flechas de tu teclado por estos cuatro niveles, esquivando a los paparazzis y al padre de Spears para llegar hasta la liberación. Pulsa Help! para conocer las instrucciones y Play para empezar a jugar. ¿Te atreves?

Llega el momento de poner a prueba todo lo aprendido. ¿Te has convertido en todo un experto sobre la época más oscura de Britney Spears? ¡Ponte a prueba en este ‘quiz’ interactivo para descubrir cuánto has aprendido!

Artículo anteriorForçats a fugir a Europa
Artículo siguienteEl videojuego “FrikArt: ¡Recupera tu arte!” revoluciona a los estudiantes de bachillerato