Stefan Zweig fue un escritor austríaco de origen judío considerado una de las caras más reconocidas de la literatura europea del siglo XX. Entre sus obras destacan novelas cortas como Amok, Miedo, Angustia y Veinticuatro horas en la vida de una mujer. Sin embargo, su vida y circunstancias personales son, si cabe, más llamativas que la propia obra. Zweig era una persona atormentada, compleja y singular. Se trataba de un pacifista que predicaba la unidad europea, pero que al mismo tiempo, contaba con un pasado propagandístico ultranacionalista durante la Primera Guerra Mundial y que además recibió críticas de personalidades judías como Hannah Arendt, por su silencio sobre la persecución de dicha comunidad durante sus últimos años de vida.

Otra faceta por la que es reconocido Zweig era su gran pasión por los viajes. El escritor, nacido en Viena viajaba constantemente en su juventud entre su ciudad natal, Berlín, París y Bruselas. Durante el resto de su vida residió en distintas ciudades europeas e incluso en Estados Unidos y América del Sud.

El destino final del autor y de su segunda mujer, Lotte Altmann, fue Brasil, concretamente la ciudad de Petrópolis, donde un 22 de febrero de 1942 fueron encontrados sin vida en su apartamento del número 34 de la calle Gonçalves Dias tras una sobredosis de barbitúricos.

En este mapa se explican los viajes que marcaron la vida de Stefan Zweig.

Artículo anteriorZlatan Ibrahimovic, cada vegada més gran!
Artículo siguienteEl camino de la Champions perfecta