Ana Pastor, periodista y directora de Newtral.

Ana Pastor impartió la conferencia “Verificación en la era del Big Data” el pasado miércoles día 16 en el marco del primer Ciclo de Diálogos e Ideas Argonautas-El viaje del conocimiento, una serie de conferencias, charlas, seminarios, presentaciones de libros y encuentros que se han desarrollado entre octubre y diciembre. Este ciclo está impulsado por el Máster oficial en Periodismo e innovación en contenidos digitales del Departamento de Periodismo y Ciencias de la Comunicación, y cuenta con el apoyo de la Facultad de Ciencias de la Comunicación. La conferencia de Ana Pastor fue seguida por los estudiantes de la asignatura de Fuentes, Técnicas y Orgnización del Trabajo Periodístico.

Especializada en entrevistas de actualidad política, como las que realizó a Felipe González, José María Aznar, Tony Blair, Marine Le Pen o Mahmud Ahmadineyad, Ana Pastor, fue una de las pioneras en implementar el periodismo de datos y el fact-checking en la televisión española. En 2018, fundó Newtral, una media start up especializada en tres áreas diferenciadas del panorama informativo: la producción de programas de televisión, la verificación digital y elaboración de contenidos conforme a las nuevas narrativas de las redes sociales y la innovación periodística. Ha estado en primera línea de programas como 59 segundos, El Objetivo y Dónde Estabas Entonces, en televisiones como TVE, La Sexta y Telemadrid. NewtralForma parte de la Red Internacional de Verificación de Datos (IFCN), que busca combatir bulos y noticias falsas.

Santiago Tejedor, director del departamento de Periodismo y Ciencias de la Comunicación, abrió la sesión alertando de los peligros de sustituir la información por la infoxicación. A continuación, el profesor de la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la Universidad Autónoma de Barcelona Ricardo Carniel hizo un resumen de la trayectoria profesional de Ana Pastor y dio paso a su intervención.

Ana Pastor empezó recordando que tras veinte años de profesión se decidió a impulsar la creación de Newtral con el objetivo de acercar la información a la gente a través de los canales que utiliza, además de la televisión clásica. Destacó la importancia que le da a los datos y a las preguntas y que el 60% del equipo de dirección de Newtral son mujeres así como el 55% de la redacción. Citó como punto de partida de su comprensión de la necesidad del fact checking el caso de Paul Ryan, candidato republicano a vicepresidente de Estados Unidos que fue duramente criticado en Estados Unidos por haber mentido en sus declaraciones públicas. Recordó que había que señalar a los mentirosos en todos los bandos políticos, también en aquellos con los que se pueda simpatizar. Para eso nació Newtral, explicó Pastor, que expuso falsas afirmaciones de políticas de Obama, Trump o Pedro Sánchez.

Todas las afirmaciones que analiza Newtral pasan por tres filtros. Y requiere que siempre se incluyan las fuentes, fuentes que, según ella, han de ser oficiales. No sirven los off the records, dijo. El primer caso de fake news que citó fue el de la eficacia del óxido de cloro para combatir la Covid-19. Explicó que el 90% de los bulos llegan a través de whatsapp y que Brasil fue pionero en ese mal uso de esa red. También llegan bulos y mentiras por las redes que replican las informaciones que circulan por whatsapp. Las solicitudes de información a su servicio de verificación se multiplicaron por 16 tras la llegada de la pandemia, y el inicio del confinamiento. También se habían disparado las consultas cuando se celebraron elecciones generales o en Catalunya.

En cuanto a las motivaciones de esos fake news citó el odio, el rechazo a los inmigrantes y contra el feminismo y las denuncias de la violencia de la género. A menudo esos fakes llegan por audios perfectamente elaborados. En El Objetivo cierran siempre el programa recordando que ofrecen los datos y los espectadores tienen que sacar sus propias conclusiones. Para facilitar el acceso a la información, trasladan a excels todos los datos que van publicando y acumulando. Es el apartado que han etiquetado como Transparentia. “Tú lo pagas. ¿Qué hace..?” es el título de otro apartado en el que se supervisa el gasto de dinero de las administraciones públicas.

También quisieron entrar en el mundo de los gamers y crearon Pronóstika, para que los ciudadanos participen en un juego serio para hacer pronósticos basados en una información exhaustiva y fiable. Asimismo se potenció el twitch de Newtral para estar donde está la gente, sobre todo los jóvenes. Dos compañeros de Newtral hacen un informativo diario de diez minutos en podcast, pensado para milenials y centenials. Y llevaban su trabajo a reuniones presenciales en centros educativos y universitarios. Lamentó que ese esfuerzo de verificación está llegando tarde a los institutos y colegios. “No compartáis nada que os llegue al móvil sin verificarlo antes”, concluyó. Setenta personas trabajan en Newtral y animó a los estudiantes asistentes a la sesión (que en  ese momento tenía 163 seguidores) a incorporarse al proyecto enviando sus ideas y propuestas a talento@newtral.es

“A veces, la verdad nos sorprende”

En el turno de preguntas, Ana Pastor recordó que Newtral no verifica opiniones sino datos y que se somete a una auditoría anual para certificar la calidad de su trabajo y su reconocimiento a nivel internacional. La neutralidad va de verificar a todos, no solo a quienes no nos gustan, dejó claro. “A veces, la verdad nos sorprende”, añadió para evidenciar que también puede darse el caso de afirmaciones que parecen falsas pero que resultan no serlo. Explicó que Santiago Abascal nunca ha querido que ella le entrevistase y que está en contra de la decisión que tomaron las televisiones de Estados Unidos de cortar la transmisión de la intervención de Donald Trump en la que afirmaba que se habían falseado los resultados de las elecciones. “Hay que exigir más a quienes más nos gustan”, propuso. Explicó que Newtral está potenciando la automatización de las verificaciones, que eso es ya el presente y que hay que aprender o acercarse al dominio de las técnicas de programación.

A una pregunta sobre la necesidad de avanzar el aprendizaje de las técnicas de verificación, Ana Pastor dijo que hay que llegar a los niños pero también a la gente mayor, que está muy habituada al uso de whatsapp. También le preguntaron sobre las campañas orquestadas de difusión de mentiras en las redes. Pastor confirmó la existencia de esas campañas y no solo originadas en Rusia y países lejanos. Ella misma ha sufrido los fakes en carne propia cuando se la acusó de millonaria y esclavizar a becarios, mentira que a la postre se demostró resultado de una campaña organizada contra Newtral. Pidió a las plataformas que ayuden en la identificación de quién financia esas campañas y las acusó de ser muy poco eficientes detectándolas y eliminándolas. Otro frente de trabajo en el que hay que intervenir, según ella, es la difusión de mentiras y bulos en la deep web.

Sobre si la verificación no sirve para eliminar el efecto nocivo creado por las falsedades, Pastor reiteró la necesidad de que los periodistas exijan a los políticos y a los medios de comunicación que no mientan y que eso va calando en la sociedad. Constató que hubo una época, en la transición democrática, en que el periodismo estuvo muy cerca del poder pero que ahora “una entrevista pelota” no es una entrevista. “No soy ni más ni menos que un político”, afirmó y reclamó que se mantenga la distancia con los representantes políticos. Añadió que el sesgo del machismo sigue existiendo, que hay que continuar combatiéndolo, también con el fact checking, y que hay que rectificar y reconocer los errores cuando se cometen. Recomendó que se siga la plataforma catalana Verificat, sobre todo ahora que se acercan las elecciones al Parlament de Catalunya.

En el turno final, Ana Pastor afirmó que haber nacido o residir fuera de Madrid o Barcelona no resta posibilidades de progresar en el campo del periodismo y que un 70% del equipo de Newtral no es de esas dos ciudades. Señaló que la rectificación tiene que ser en el mismo formato que el que se usó para difundir la información errónea y que la verificación ofrecida por Newtral ha obligado a numerosos políticos a rectificar. Del mismo modo que se exige transparencia a los partidos políticos hay que exigírsela a los medios de comunicación, dijo. Concluyó que hay que diferenciar entre debatir e insultar y que los gobiernos tienen que ayudar y no entorpecer la labor de los periodistas, luchando, eso sí, contra las campañas de odio. Y desveló un secreto: En la entrevista con el presidente iraní Ahmad Ahmadineyad el velo se le cayó, no lo hizo caer ella, aunque no se lo recolocó pese a los gestos que le hacían desde detrás de la cámara.

“No os rindáis, ser periodista es una cosa maravillosa”, se despidió solicitando a los estudiantes que vayan con cuidado estos días especialmente en la relación con sus mayores.