Imagen: Marca.es

Las noticias falsas, infoxicaciones y fake news menudean aún más en las redes sociales de internet en el actual estado de alarma decretado por el Gobierno que en tiempos de normalidad.

Las ‘fake news’, las noticias falsas, suelen utilizarse para obtener ventajas políticas, para intoxicar a la opinión pública durante campañas electorales, para desprestigiar a rivales ideológicos o, incluso, comerciales. ¿Qué sentido puede tener que proliferen también en una pandemia como la del COVID-19 que estamos sufriendo? La conclusión a la que hay que llegar, lamentablemente, es que, incluso en situaciones tan dolorosas, como esta hay quienes intentan sacar tajada política, partidista o ideológica.

No todos los bulos responden a intereses de estilo. En Catalunya circuló durante unas horas la información falsa de que el gobierno catalán había habilitado dos teléfonos además del 061 para atender consultas ciudadanas sobre el coronavirus. ¿A quién podía interesarle crear confusión en torno a esa cuestión? Más evidente ha sido la voluntad de otras noticias falsas que se han divulgado con abundancia y que insistían en la línea de desprestigio de la gestión de la crisis por parte del gobierno español. Esos bulos no han partido tanto de adversarios políticos del gobierno PSOE-Unidas Podemos como el PP, Vox o Ciudadanos como de los sectores más intransigentes del independentismo catalán.

El presidente de la Cámara de Comercio de Barcelona, Joan Canadell, recientemente elegido para el cargo con el apoyo externo y activo por la Asamblea Nacional Catalana y otros grupos independentistas, se atrevió a divulgar lo siguiente: “Me informan que el ejército está requisando en Catalunya material de protección contra el coronavirus. ¿Con qué transparencia lo hacen? ¿Dónde se lo llevan? ¿Va a centros catalanes más necesitados? ¿Tiene conocimiento de ello la honorable consejera Alba Vergés? El estado de alerta puede ser muy injusto si no son transparentes”. Como sucede en estos casos, ese “me informan” se convertía rápidamente en noticia en medios de comunicación coincidentes con la ideología de Canadell. Su mensaje en twitter superó de largo los 6.500 ‘me gusta’ en unas pocas horas pese a que el ejército español, en ese momento, aún no se había desplegado en Cataluña y ni siquiera había empezado las labores de desinfección que realizaría en el aeropuerto del Prat y el puerto de Barcelona, puesto que se iniciaron el 19 de marzo, tal y como se informa en este artículo de ABC. Además, en este artículo de El Español se desmienten con detalle las declaraciones de Canadell.

Otro personaje muy conocido que se puso en evidencia fue el humorista Toni Albà, que insultó a El Periódico de Catalunya porque publicó una fotografía de un vagón de metro lleno de gente en plena llamada al confinamiento domiciliario. “Hola, hijos de puta del PEOR-DICUCHO El Periódico, seréis denunciados por desinformar con esta fotografía que no es actual y en la que salen personas que se encuentran confinadas. ¡LA HABEIS CAGADO Y PAGARÉIS!”. La fotografía se había tomado esa misma mañana. Albá ni denunció ni borró el mensaje.

También se detecta inquina ideológica en el mensaje en que un supuesto auxiliar sanitario denuncia que en la puerta del domicilio del vicepresidente del gobierno Pablo Iglesias y de su mujer, la ministra de Igualdad, Irene Montero, hay aparcadas dos UVIs móviles para atenderlos en caso de necesidad. O en la que imputa al presidente del gobierno Pedro Sánchez la puesta en marcha de un operativo médico especial de 14 personas para atenderle en La Moncloa a raíz de esta pandemia, cuando es el equipo habitual en esas dependencias desde 2006. Al expresidente del gobierno José María Aznar y a su mujer les recriminaron en mensajes de twitter que se trasladaran de Madrid a su segunda residencia en Guadalmina, Málaga, tras la declaración del Estado de Alarma, cuando la foto que los ilustra fue tomada el día anterior a ese anuncio.

Algunas noticias falsas denotan intenciones partidistas de manera muy clara. Cuesta más entender qué mueve a quien cuelga en las redes sociales imágenes de suicidios imputadas a esta pandemia, cuando no tienen nada que ver con ella. Por ejemplo, la de la persona que se suicidó en diciembre de 2019 lanzándose desde la azotea del Hotel Valencia Center. Alguien ha recuperado esa imagen para hacer creer que corresponde a un enfermo de coronavirus desesperado. En otra aparecía un hombre con una mascarilla tirado en el suelo. “Más muertos con el coronavirus, esto no es normal. Esto ha sido en Ceuta. ¿A dónde vamos a llegar?”, se leía en el texto que acompañaba la imagen. La pregunta correcta sería ¿hasta dónde puede llegar la inventiva en esos bulos? La fotografía se tomó en Argelia.

Imagen: Maldita.es
Imagen: Maldita.es

Las teorías conspiranoicas han encontrado en esta crisis una fuente inagotable de inspiración. Las hay de todo tipo y, a menudo, contrapuestas; que ha sido una distracción de un laboratorio chino que preparaba armas biológicas o una actuación de los servicios secretos de Estados Unidos para detener el progreso de su gran rival comercial y tecnológico. Incluso se ha llegado a traducir interesadamente una alocución del presidente ruso, Vladimir Putin, para hacerle decir que esta pandemia es una maniobra de los ‘líderes del mundo’ para reducir la población mundial. Al activista Noam Chomski lo han responsabilizado de un artículo en el que acusa a su país de crear el COVID-19 para defender sus intereses geopolíticos en todo el mundo. La propia traductora italiana de Chomsky decidió contactar con él para en una breve conversación desmentir la paternidad del artículo que se le atribuía.

Por desgracia, los bulos no terminan aquí. A continuación os mostramos 10 de los principales bulos que han circulado estos días tanto por redes sociales como por medios de comunicación.

1. El ibuprofeno agrava los efectos del coronavirus.
Esta advertencia se hizo viral en redes sociales y se difundió masivamente por WhatsApp tras las declaraciones del ministro francés de Sanidad, Olivier Verán, que aseguraba que “tomar medicamentos antiinflamatorios provocaría un empeoramiento de la infección”. Así pues, tras el escándalo provocado a raíz de estas afirmaciones, la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) se vio obligada a intervenir en el asunto.

Es cierto que la agencia recomienda tratar los efectos del virus con paracetamol, tal y como se indica en el comunicado, pero también se detalla que aquellos pacientes que estén en tratamiento con ibuprofeno no deben interrumpirlo ahora.

2. Las aseguradoras no cubren gastos de accidentes de tráfico en Estado de Alarma.

Solo dos días después de decretarse el Estado de Alarma se difundió en redes sociales (de nuevo WhatsApp), que las aseguradoras no se hacían responsables de cubrir los accidentes de tráfico que se produjeran durante el período de alarma, salvo que el motivo por el cual se realizaba el desplazamiento estuviera estrictamente justificado.  Sin embargo, La Unión Española de Entidades Aseguradoras y Reaseguradoras ha afirmado que el seguro sigue protegiendo a los usuarios aun estando en Estado de Alarma.

3. La orden domiciliaria de permanecer en casa a los habitantes de la Comunidad de Madrid bajo multa de 1000€.

No, no existe una orden domiciliaria en la comunidad de Madrid dictada por la Presidencia del Gobierno y la Policía Nacional bajo multa de 1000 euros en caso de incumplimiento. Además, se establecía en la misma orden un toque de queda, de 21h a 9h.

Imagen:Maldita.es

En el comunicado se añade que, de 21h a 9h, la franja del toque de queda, se harán labores de limpieza y desinfección con productos químicos. 

En este caso ha sido la misma Policía Nacional quien ha salido para desmentir el bulo. 

4. «Hola Mónica…»: el audio de una supuesta sanitaria que alerta de ‘pacientes jóvenes, sin patología, que se van a morir’ por coronavirus en la Fundación Jiménez Díaz.

Una vez más, un bulo que se ha extendido como la pólvora en WhatsApp. En este caso, una supuesta sanitaria de la Fundación Jiménez Díaz alertaba, mediante un audio de 4 minutos, del peligro que corren los más jóvenes con el coronavirus:  ‘Pacientes jóvenes, sin patología, que se van a morir’, afirmaba. Este audio circula por la plataforma desde el 11 de marzo, y ha sido difundido como una seria advertencia procedente de un profesional de la salud. 

A pesar de la polémica, se trata, una vez más, de un bulo. ¿Cómo lo sabemos? pues ha sido el jefe de la UCI de la Fundación Jiménez Díaz quien ha tenido que salir para desmentir las declaraciones del audio a través de una circular interna difundida por el portal Maldita.es. A continuación se muestran algunas de sus aclaraciones:

  • Los pacientes jóvenes de 29 y 36 años a los que se alude en el audio y que están en la UCI no se encuentran allí por ninguna patología asociada al coronavirus
  • Se han ampliado las camas de la Unidad de Cuidados intensivos de 18 a 23, junto a dos boxes de presión negativa. 
  • Del total de pacientes que hay en la UCI, 10 están infectados por el coronavirus, y el resto se encuentran ahí debido a otras patologías, por tanto, desmiente que TODOS los pacientes esten ingresados por el virus, tal y como se afirmaba en el audio. 
Imagen:Maldita.es

Este caso nos muestra, una vez más, que incluso declaraciones procedentes de sanitarios (o supuestos sanitarios) deben ponerse de igual forma en tela de juicio hasta que no se hayan contrastado debidamente.

5. Dejar los zapatos fuera de casa porque el coronavirus vive en el asfalto durante días.

Imagen:Maldita.es

En estos últimos días se ha extendido en la sociedad española un gran sentimiento de inquietud, de dudas e incertidumbre debido a la cantidad de información recibida en redes. Una cantidad ingente que, como estamos viendo, se traduce en “desinformación”. Este es otro ejemplo que muestra el desconocimiento de la sociedad hacia la enfermedad: muchas personas se preguntaban si en los zapatos podían quedar restos de virus, por lo que apostaban por dejarlos fuera de casa como medida de prevención. ¿Y por qué debería haber presencia de coronavirus en los zapatos? Pues porque se ha extendido la falsa creencia de que el asfalto retiene el virus durante días, y es por ello que los zapatos debían dejarse fuera de casa, para no trasladar el virus a las viviendas a través de la suela de los zapatos. Una advertencia que no hizo más que generar, aún si cabe, más psicosis en la población. 

Tanto Sanidad como expertos en Italia han desmentido dicha información. Es más, en una rueda de prensa del 16 de marzo, el director del centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, declaró que para nada era necesario dejar los zapatos fuera de casa.

6. Beber mucha agua o hacer gárgaras con agua tibia y sal o vinagre previene la infección por coronavirus.

Este bulo se ha extendido tanto en Instagram, como Facebook y WhatsApp, e incluso se respaldaba bajo la recomendación de supuestos profesionales de la sanidad. Sin embargo, no existe ninguna prueba de que esta práctica sea efectiva, ni tan siquiera cierta.

Imagen:Maldita.es

El contenido de la imagen afirma que antes de llegar a los pulmones, el virus “permanece en la garganta” durante un período de 4 días aproximadamente y en ese momento la persona comienza a toser y a tener dolores en la garganta. por lo tanto, aseguran que si se bebe mucha agua y además se hacen gárgaras con agua tibia y sal o vinagre, el virus desaparece del organismo.

En esta ocasión, además de otras entidades oficiales, la OMS ha salido a desmentir dicha información y otras prácticas similares mediante un tweet:

7. Nostradamus predijo la Pandemia.

Es muy probable que hayáis visto en redes sociales, o incluso hayáis recibido por WhatsApp este mensaje en el que se afirma que el médico francés y supuesto adivino, Nostradamus, predijo la pandemia del coronavirus en 1555.

Imagen:Maldita.es

En la imagen aparece un texto que dice que surgirá desde Oriente una reina (aseguran que se refiere a “Corona”) que extenderá su plaga de los seres de la noche (supuestamente los murciélagos) a la Tierra de las 7 colinas (Italia). Un texto que, a primera vista, puede parecer revelador, pero que hay que desmentir una vez más; pues esta supuesta profecía nunca fue escrita por Michel de Nôtre Dame y no figura en ninguna de las cuartetas de las cuales se le considera autor.

8. Irene montero tosiendo y estornudando en un acto, infectada por el coronavirus.

Otro de los bulos que se han difundido en los últimos días tiene relación con la ministra de Igualdad Irene Montero, que daba positivo en coronavirus el pasado 12 de marzo. En El Programa de Ana Rosa, se emitía un vídeo en la manifestación feminista del 8M, en el que Montero supuestamente aparecía tosiendo encima de la directora de diversidad sexual y LGTBI, Boti García. El vídeo estaba manipulado con unos subtítulos que no correspondían con el diálogo que estaban manteniendo ambas mujeres. Adjudicaban a ésta última la frase “que me estás tosiendo encima”, a lo que la ministra supuestamente respondía “tranquila, que no me pasa nada”. 

Como no podía ser de otra forma, el vídeo comenzó a difundirse como la espuma por las redes, y no fueron pocos los usuarios que cargaron contra Irene Montero acusándola de haber ido a la marcha feminista siendo conocedora de que tenía síntomas de coronavirus. No obstante, la realidad es otra. En el momento que aparece en el vídeo, Boti García y la ministra estaban hablando de la camiseta que la primera llevaba puesta. García le ofrecía entonces la camiseta, a lo que Irene Montero le mostraba que ya la llevaba puesta y le decía “pero me la puedo poner encima”. Un miembro del equipo de comunicación de la ministra publicaba en Twitter unas imágenes en las que se podía comprobar la auténtica conversación.

La propia ministra también colgaba en esa misma red social un clip con los dos vídeos , a la vez que denunciaba la mala praxis periodística de este caso concreto.

9.Ortega Smith saltándose el aislamiento para acudir al hospital junto a su madre, una vez ya contagiado.

También corrió con fuerza por las redes sociales un vídeo que tenía como protagonista al secretario general de organización de VOX, Javier Ortega Smith. El número 2 del partido de extrema derecha fue el primer político español en dar positivo por coronavirus el pasado 10 de marzo. Esta situación le obligaba a aislarse en su domicilio sin poder tener contacto con nadie, ante el riesgo de contagio. Tres días después, el viernes 13, se difundían unas imágenes de Smith en la calle saliendo de un hospital en compañía de su madre.

El vídeo también se propagó rápidamente, generando un rechazo absoluto entre los usuarios que condenaban la supuesta temeridad de Smith yendo sin ningún tipo de protección (mascarilla, guantes…) por la calle estando contagiado de coronavirus, y encima poniendo en riesgo la salud de su propia madre. Pero nada más lejos de la realidad, porque las imágenes no eran del viernes 13, sino del lunes 9, un día antes de que el político supiera su diagnóstico. De hecho, según confirmó el partido de ultraderecha, fue en el momento en que había acudido al centro médico a realizarse las pruebas, que acabarían dando positivo. Pero lo cierto es que en ningún momento Ortega Smith, una vez sabiendo ya que estaba contagiado, se saltó el aislamiento que debe cumplir.

10. El bulo de los guantes morados de Celaá y Valerio por «miedo al coronavirus» en la manifestación del 8M.

Otro de los bulos que ha circulado tiene también que ver con la multitudinaria manifestación feminista que tuvo lugar el pasado 8 de marzo. En esta ocasión, las protagonistas son la ministra de Educación Isabel Celaá y la exministra de Trabajo Magdalena Valerio. Por las redes comenzó a circular una supuesta información que apuntaba que ambas mujeres portaban unos guantes de látex o de nitrilo de color morado, y que se los habían puesto por miedo al coronavirus. Es decir, lo que insinuaba uno de los medios que lo difundió, como OK Diario, que miembros del Gobierno eran conscientes del enorme peligro que podía generar la manifestación del 8M ante una posible propagación del virus, pero que no habían hecho nada para impedir que se celebrara.

Lo cierto es que esta información es, de nuevo, totalmente falsa. Hay varios momentos a lo largo de la manifestación en los que ambas políticas se encuentran sin ningún guante puesto, prueba de que se los quitaron o pusieron sin ningún problema. Además, y tirando de hemeroteca, en fotografías de la manifestación del 8 de marzo de 2019 se ve como varios de los presentes también lucían los mismos guantes de látex de color morado.

Una vez expuestos algunos de los innumerables bulos que circulan estos días tanto por redes sociales como en medios de comunicación, mostraremos algunas páginas webs a las que puede recurrirse en caso de dudas sobre la información que estamos recibiendo:

1. Maldita.es es un medio sin ánimo de lucro cuyo fin es dotar a los ciudadanos de “herramientas para que no te la cuelen”.Dentro de la página web se encuentran secciones como Maldita Hemeroteca, Maldito Bulo, Maldita Ciencia y Maldito Dato, que se centran en el control de la desinformación y el discurso público mediante técnicas de verificación de hechos (fact-checking) y periodismo de datos.

Además, los usuarios pueden ponerse en contacto con Maldita.es en caso de detectar posibles fake-news o bulos. 


2. Newtral: Newtral es una startup de contenido audiovisual fundada en enero de 2018 por la periodista Ana Pastor. Las tres áreas de negocio en las que trabajan son: la producción de programas de televisión y nuevas narrativas en redes sociales, la innovación en el periodismo a través del fact-checking (verificación de datos) y una línea de investigación basada en los protocolos de Inteligencia Artificial.

Actualmente realizan un seguimiento de noticias e informaciones sobre el coronavirus y, a través del fact-checking, detectan posibles bulos. 

Ante esa avalancha de noticias repletas de falsedades e incorrecciones, sería bueno que por lo menos una de las que anuncia la existencia del descubrimiento de medicinas eficaces para el tratamiento del COVID-19 sea cierta. Frenar los «coronabulos» en las redes sociales parece tan complicado como detener a la propia pandemia.