El debate de Hebes Media, moderado por Laura Valverde
El debate, moderado por Laura Valverde, se ha realizado en los platós de la Facultad de Cièncias de la Comunicación de la UAB

El equipo de Hebes Media ha realizado este viernes el primer debate electoral de cara a las próximas elecciones en el Parlamento de Cataluña. Moderado por la periodista Laura Valverde, ha contado con la participación de todos los partidos con representación y ha sido enfocado a los jóvenes, pivotando sobre la educación, la vivienda y el trabajo. A diferencia otros años, el debate no se ha centrado principalmente en la independencia, sino que ha girado en torno a la crisis de la Covid y como de afrontarla.

Los políticos han debatido sin conocer con certeza cuando se celebrarán las elecciones. A pesar de que estaban previstas para el 14 de febrero, la situación epidemiológica provocó que el gobierno las pospusiera al 30 de mayo. Pero el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, en los últimos días, ha decidido mantenerlo el próximo mes.

Disparidad de opiniones sobre el aplazamiento de las elecciones

Sobre el aplazamiento de las elecciones ha tratado el primer tema que ha propuesto Valverde. La mayoría de partidos han coincidido que la suspensión del decreto de gobierno por parte del TSJC no es acertada. El portavoz de Esquerra Republicana, Pau Morales, ha dicho que “es una irresponsabilidad”, pero que “se estará preparado”, en la misma línea que la portavoz de Juntos por Cataluña, Judith Toronjo, la del Partido Demócrata, Anna Satorra, que ha aprovechado para comentar el anhelo que “acabe el gobierno del desgobierno” -un gobierno del cual formaban parte hasta la escisión de Juntos-, o la CUP, representada por Mar Ampurdanès. Los partidos unionistas PSC, PP y Ciutadans, se han amparat al respetar las decisiones judiciales, porque cualquier otra decisión los habría hecho ser incongruentes con la postura respecto de los líderes independentistas. Además, el portavoz del PP, Pau Ferran, ha aprovechado para decir que “es la imagen de la legislatura: la incompetencia total y absoluta”.

Unos repentinos problemas técnicos han dejado el plató a oscuras y la emisión parada. “Podemos aprovechar para hacer tertulia deportiva”, rompe el del PP, que reconocía compartir afición por la Espanyol con David Andrés, de Ciutadans. “Pues a mí no me gusta el fútbol”, replicaba Morales, de ERC, entre risas. Bajo la oscuridad, los portavoces han roto el hielo. Pero al retomarse el debate, han acabado los miramientos y las complicidades.

Inmersión lingüística, universidad y clases en línea a debate

El bloque de la educación ha sido marcado por el precio de las matrículas de la universidad y la gestión de las clases en línea a raíz de la pandemia. Juntos y ERC han defendido haber cumplido con la mayoría de puntos que contemplaban en sus programas y el republicano Morales ha insistido que la rebaja del 30% de las tasas “tiene que ser un punto de partida”. El PDCat ha querido destacar que fue la consejera y candidata del partido, Àngels Chacón, quien aplicó la rebaja. Los demócratas han aprovechado cualquier temática para defender los nombres de su candidatura que estuvieron ligados en el gobierno de la última legislatura.

Desde la oposición, Ferran, del PP, ha dicho que “la pandemia ha puesto de manifiesto el estado de la educación” y ha reclamado que el 25% de la educación se tiene que dar en castellano -arma que los populares utilicen en cada campaña electoral-, todo y el aval del Consejo de Europa en favor al programa de inmersión lingüística. Por otro lado, el portavoz del PSC, David González, ha explicado que en los últimos años se han recortado 700 millones de euros en educación y que “el precio de las matrículas es una barbaridad”, pero ha añadido que el sistema de becas “funciona” y hay que “fortalecer”. Andrés, de Ciutadans, que ha aprovechado la pausa de los problemas técnicos para cambiar de lengua y pasar a utilizar el castellano, ha insistido en la necesidad que todos los alumnos tengan las herramientas para hacer las clases en línea.

Los partidos coinciden que los jóvenes tienen dificultades para emanciparse

La vivienda es uno de los temas que más preocupa a la juventud. Tres de cada cuatro no se pueden independizar y los que lo hacen dedican un 40% de su sueldo al alquiler. Esta rama del debate ha empezado a girar entorno al Manual de Okupación que Arran ha publicado hace pocos días. “Mientras haya tres millones y medio de pisos vacíos, es legítimo que la gente los ocupe, porque es un derecho tener techo”, se defendía Ampurdanès, de la CUP, “somos conscientes de las limitaciones de las instituciones, por eso damos herramientas a la gente. Si hay un piso vacío, se tiene que llenar”, cerraba la cupaire. “Yo pondría las direcciones de las de la CUP, porque la gente ocupe sus casas”, contestaba el PP. Fiel a los diferentes artefactos que tiempos atrás empleó Albert Rivera -de gráficos a mapas, pasando por adoquines-, el portavoz de Ciutadans ha sacado el folletín de Arran y ha recriminado a la CUP la falta de propuestas, amparándose en qué ellos han sido los más propositivos durante la legislatura: “Tendríais que trabajar”, ha dicho Andrés.

El resto de partidos han coincidido en la necesidad de construir y promocionar el parque de vivienda pública para facilitar la emancipación de los jóvenes, promocionar, por ejemplo un alquiler social, según ERC y Juntos, ayudas para comprar pisos y devolver los préstamos a 50 años vista, promueve el PSC, o aumentar hasta el 15% en cada municipio la oferta de vivienda pública, según propone Anna Winkelmann, de En común Podamos.

“No queremos un país sin jóvenes, ni jóvenes sin futuro”

En la última temática, el trabajo, algunos partidos han coincidido en sus propuestas. Juntos y los comunes han remarcado la necesidad de impulsar el retorno de aquellas personas que marcharon a buscar oportunidades en el extranjero a causa de la crisis del 2008. “No queremos un país sin jóvenes, ni jóvenes sin futuro”, ha dicho Winkelmann, de la formación morada. Por otro lado, ERC propone subir el salario mínimo en Cataluña a entre 1250 y 1300 euros y quiere acabar con las prácticas no remuneradas, como En común Podamos. Los socialistas y la CUP han coincidido con la necesidad de impulsar la reindustrialización y de tener en cuenta la perspectiva ecológica. Los cupaires, para reducir el paro, proponen rebajar la jornada de trabajo semanal a 30 horas, porque pueda trabajar más gente.

Las propuestas electorales en una frase: repasamos el más destacado del minuto de que han dispuesto al final del debate.

  • Ciutadans: Dicen ser el partido con más propuestas sociales y la alternativa en el gobierno independentista. Prometen no pactar con los partidarios de la república y gobernar para todos los catalanes.
  • Esquerra Republicana: “Queremos que los jóvenes sean protagonistas del futuro”, “no dejar a nadie atrás” y “no renunciar a ninguna esperanza de libertad”.
  • Junts per Catalunya: Creer en el “proyecto de vida” de los jóvenes, apoyar a la emancipación y “avanzar con nuestros retos de país”.
  • Partit dels Socialistes de Catalunya: Cataluña necesita una reactivación económica y no se puede permitir otro gobierno independentista, el cambio no llegar de PP ni C’s porque “ni están ni se los espera, y cuando están pactan con VOX”.
  • Catalunya En Comú Podem: Creen que el gobierno de Juntos y ERC está agotado y no pactarán con la derecha, quieren solucionar el conflicto catalán.
  • CUP: Reindustrialización, nacionalización, jornada a 30 horas, banca pública y volver a luchar por la independencia
  • Partido Popular Catalán: “Dejar atrás la división y sumar”, “sentido común” y luchar contra el independentismo y lo sanchisme.
  • Partit Demòcrata: “Independencia y gestión”, trabajar por la emancipación juvenil y la vivienda social.