Los resultados del informe “Generación automática de textos periodísticos a través del uso de inteligencia artificial” realizado por el Observatorio para la Innovación de los Informativos en la Sociedad Digital (OI2), impulsado por Radio Televisión Española (RTVE) y la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB), se han presentado, este martes 16 de junio, en una sesión en la que los ponentes han coincidido en que periodistas y robots son y serán aliados y no enemigos. El informe ha sido presentado por Laura Cervi, profesora e investigadora de la UAB, David Llorente, CEO de la empresa Narrativa y David Corral, responsable de Innovación de Contenidos de RTVE.

Previamente a la presentación de este segundo trabajo del OI2, Pere Vila, director de Estrategia Tecnológica y de Innovación Digital RTVE, y José Manuel Pérez Tornero, director de la Cátedra RTVE-UAB, han dado la bienvenida a los asistentes e introducido las primeras reflexiones sobre el contenido del informe. El acto se celebró bajo la moderación de José Juan Ruiz Sánchez, Subdirector de Gestión RTVE, Cataluña.

José Juan Ruiz dio paso a José Manuel Pérez Tornero que destacó los efectos que la pandemia de la Covid-19 está teniendo en los medios de comunicación y las dificultades que les está generando, incluso de supervivencia. “Estamos ante un nuevo horizonte”, afirmó, que parte, a su entender, de una ampliación de la brecha digital. Planteó que la televisión continua puede ser pronto una cuestión del pasado y la necesidad de ir hacia una “personalización de la oferta audiovisual”, junto al riesgo de que se quiebre la confianza de la ciudadanía en los medios de comunicación. Sugirió la necesidad de crear nuevos canales digitales para comunidades como la educativa o la sanitaria. Aludió a los recelos que ha creado el desarrollo del reconocimiento facial con inteligencia artificial pero afirmó que tenía la sensación que el uso de esa inteligencia jugará un papel decisivo en el futuro inmediato.

José Juan Ruiz en el webinar.

«la inteligencia artificial cubrirá espacios que hoy no ocupan los periodistas»

El director de Estrategia Tecnológica y de Innovación Digital RTVE, Pere Vila, previó que en tres o cuatro años, la inteligencia artificial cubrirá espacios que hoy no ocupan los periodistas. Citó tanto su eficacia en la lucha contra las noticias falsas como los datos que puede ofrecer inmediatamente después de acabar un evento deportivo o en el recuento de unas elecciones. Con Pérez Tornero coincidió en que esta tecnología no quitará trabajo a los periodistas sino que completará su labor. 

Pere Vila en el webinar.

La profesora de la UAB Laura Cervi empezó su presentación recordando que aun hay poca literatura y trabajo sobre esta cuestión y destacó que solo la revista ‘Digital Journalism’ ha profundizado en la misma. Señaló que el precursor del uso de la generación automática de textos fue Los Angeles Times con información relacionada con los terremotos y que se había contrastado el recurso a esta práctica en tres medios españoles: El Confidencial, la agencia EFE y el diario Sport. Los apartados donde la IA muestra ya su eficacia son el deporte, la meteorología o la presentación de resultados electorales. Los límites de la IA están en la necesidad de tener datos estructurados y los errores de escritura y estilo. Estos últimos se corrigen a medida que se producen avances tecnológicos, bautizados como ‘machine learning’. Un tema a debatir es quien es el autor de artículos en que participan periodistas y robots y acabó hablando del ‘periodista aumentado’, como aquel que añade a su labor la ayuda y mejoras que proporciona la inteligencia artificial.

El contenido automático se abre camino

A continuación, David Llorente, CEO de Narrativa, habló de su experiencia al frente de esta empresa, que ofrece servicios de producción automática de textos, y destacó que la tecnología lleva ya varios años lista y que el contenido automático se va abriendo camino no solo en el campo de las noticias sino incluso en textos valorativos. La gran barrera, según él, no es tecnológica sino del propio ser humano. Distinguió entre la corrección gramatical de los textos automáticos y la calidad de sus contenidos y destacó la resistencia inicial de las empresas y los profesionales a recurrir a la redacción automática de noticias. Tras esa resistencia inicial, Llorente asegura que medios y periodistas van aceptando que los robots entren en las redacciones y que en los últimos tiempos esa aceptación ha aumentado enormemente. Para él, se verán más como aliados que como enemigos.

«en tres años habrá 29.300 millones de dispositivos conectados»

Por su parte, el responsable de Innovación de Contenidos de RTVE, David Corral, empezó su aportación aludiendo a la progresiva incorporación de la tecnología al trabajo periodístico, desde la invención de la imprenta a la revolución digital. La tecnología ha sido la gran triunfadora del reto que nos ha planteado la pandemia, según él, al facilitar el trabajo a distancia y reuniones como la que se estaba celebrando. Estimó que en tres años habrá 29.300 millones de dispositivos conectados y esa transformación requiere de la presencia de la inteligencia artificial, y que, en un año, el 70% de las empresas contará con algún elemento basado en la IA. Felicitó a la Unión Europea por esforzarse en que los avances en esta materia estén enfocados en la defensa de los intereses de los ciudadanos y no del negocio de las grandes empresas del sector. Explicó que en RTVE se utiliza esa tecnología para obtener alarmas informativas, buscar fuentes y detectar noticias falsas. Y explicó que se ha hecho el seguimiento de la evolución de datos de la pandemia y se han ofrecido a la ciudadanía gracias a la IA.

David Corral durante el webinar.

José Juan Ruiz propuso para abrir el debate que se hablase sobre la relación entre periodista e inteligencia artificial. David Llorente dijo que cuanto más se usa esa inteligencia más se detectan sus carencias, se detecta que hace cosas que no esperamos pero que sus límites pueden ampliarse aun mucho. David Corral coincidió con él en las posibilidades que abre la IA siempre combinada con la labor del periodista. “Esa herramienta nos permite correr más y llegar más lejos. Es una herramienta útil que hay que aprender a conocer”, sintetizó. Ni uno ni otro entienden que la IA esté eliminando puestos de trabajo.

Afectividad y efectividad pueden ir del brazo

Marivell Contreras, desde la República Dominicana, fue la primera asistente en tomar la palabra tras el turno de los ponentes y preguntó sobre la función de las emociones y el idioma en esa colaboración periodistas-robots. Llorente explicó que Narrativa no pretende transmitir emociones sino ofrecer textos planos. La IA puede escribir millones de textos pero no novelas llenas de emociones, dijo. Pere Vila aludió a la tesis de una estudiante que está analizando la posibilidad que la IA sea capaz de llevar emociones a los textos periodísticos y que hay que ver el futuro en perspectiva. “El tiempo para las máquinas no cuenta’, afirmó.

Desde El Salvador, Aldo Maldonado puso sobre la mesa la confrontación entre la afectividad y la efectividad de los textos y preguntó cuál iba a primar en el futuro. David Llorente explicó que uno de sus algoritmos consiguió que la máquina escribiera titulares para atraer el mayor número de lectores. El contenido de automático siempre debería buscar la efectividad, según él. Pere Vila añadió que la IA debe centrarse en cubrir actividades a las que no llegan ahora los medios, como los resultados electorales en poblaciones pequeñas o partidos de futbol de categorías inferiores. Laura Cervi destacó que se puede programar los robots para que escriban con un sesgo determinado. Y puso el ejemplo que en un medio deportivo favorable al Real Madrid se le puede pedir que redacte una información con ese sesgo. 

«El gran problema que hay que resolver es como rescatar el periodismo con la aplicación de las nuevas tecnologías»

Cerrando el encuentro, José Manuel Pérez Tornero abrió el marco aludiendo a las virtudes de la IA en el apoyo al periodismo de investigación o en la traducción del audio a texto. El gran problema que hay que resolver, según él, es como rescatar el periodismo con la aplicación de las nuevas tecnologías. Pere Vila reclamó el trabajo de personalización de las noticias ofrecidas por la IA en función de los intereses de cada usuario. Laura Cervi citó tres términos básicos: cooperación, formación continua y multidisciplinariedad. David Llorente propuso que ante el reto que plantea la inteigencia artificial “si quieres ser libre no tengas miedo”. David Corral cerró el acto afirmando que la IA volverá a poner al periodista en el centro de la información.  Para despedir el encuentro, José Juan Ruiz lanzó un mensaje optimista:“Estamos ante un camino apasionante, que nos deparará muchas sorpresas”.