Manel López nació en Barcelona en 1949. Es periodista y doctor en Ciencias de la Información, y profesor de Periodismo en la Universidad Autónoma de Barcelona. Ha sido fundador y redactor de El Periódico de Catalunya, redactor en la Agencia EFE y La Prensa. También ha sido director de Graciamon-TV, STAR y CARRER GRAN, y ha sido coordinador de la Revista Les Corts y Vila de Gràcia. Es, además, autor de numerosas obras divulgativas y periodísticas.

Ha escrito sobre rutinas de producción, fuentes de información, periodismo y publicidad… ¿Estamos hoy en día ante los mismos debates de siempre o han aparecido nuevos?

Han aparecido nuevos debates, en buena parte por la explosión digital.  Ante todo, una pregunta: ¿Todos los que escriben en internet han de ser considerados periodistas?, esta es una cuestión permanente en todos los debates académicos en los que no se llega a un acuerdo, sobre todo porque coincide con la aparición de las noticias falsas o relatos semi inventados (fake news). ¿Es bueno que tanta gente tenga acceso a escribir lo que quiera en internet?, si respondemos negativamente estamos despreciando el derecho a informar y ser informado, y atentamos contra los Derechos Humanos. Tampoco debemos estar a favor de la censura, a no ser que alguna información favorezca el terrorismo, la pedofília…

Las rutinas actuales generan nuevos espacios, nuevas preguntas que tardarán en ser resueltas y cuando lo hayan sido habrán surgido nuevas preguntas.

Con la llegada de internet, el periodismo ha experimentado importantes transformaciones. Pero ¿sigue manteniendo su misma esencia?

El periodismo se basa, y se seguirá basando, en que un profesional observa e investiga un hecho, lo gestiona y edita y lo lanza a un público masivo, esperando obtener respuestas que le muevan a seguir investigando.

Las pantallas conectadas a la red han revolucionado la forma de hacer periodismo. ¿Qué cualidades debe reunir un profesional del periodismo en el escenario digital? Y, desde las universidades, ¿cómo debemos formar a los futuros profesionales del periodismo?

En el escenario digital es necesario ser un cirujano hábil para seleccionar lo válido y lo no válido. Se trata de tener criterios de selección y gestión para no quedar inmersos en un mar tempestuoso fruto de miles de mensajes cruzados sin que la mayoría tengan importancia.

«En las universidades se debe gestionar la ambición del estudiantado para que sea capaz de interesarse por lo que pasa en el mundo actual»

El periodista debe tener vocación, preparación técnica, curiosidad y habilidad, pero sobre todo, ÉTICA. En las universidades se debe gestionar la ambición del estudiantado para que sea capaz de interesarse por lo que pasa en el mundo actual, formándose de forma permanente, trabajando en equipo, rechazando caminos fáciles y perseverar en satisfacer al público, defendiendo siempre los Derechos Humanos.

Internet nos ha recordado de forma directa y clara la importancia del debate ético. ¿Cómo debe afrontar la academia y la profesión este desafío?

La ÉTICA se debe impartir transversalmente en todas y cada una de las asignaturas. Ha quedado lejos eso de generar una asignatura de ética porque la deontología ha de tratarse en todos los aspectos, desde el texto escrito a la imagen televisada o el mensaje radiado. Qué decir de la imagen, que ahora puede ser tan manipulada que puede llevar a equívocos o manipulaciones.

¿Qué consejo daría a los estudiantes que se preparan para desempeñarse como periodistas o profesionales de diferentes ámbitos de la comunicación?

Especialmente debe ser curioso, dudar de lo evidente, rechazar lo falso, prepararse, leer mucho, contrastar sus conocimientos con los de su entorno más próximo. El estudiantado ha de ser ético. Recordemos aquella propuesta de que el periodista, ante todo, debe ser buena persona.

Con eso está dicho todo.