Mientras que la organización de la manifestación cifra la asistencia en 300.000 personas, la Guardia Urbana afirma que solo asistieron 50.000, versus los 200.000 contabilizados por la autoridad en 2019. Al ritmo de cánticos en contra de la violencia machista, las violaciones y el patriarcado, los primeros bloques arribaron al Arco del Triunfo cerca de las 20.00 horas para escuchar lectura de manifiestos, poesía y la presentación de varias cantantes, todo con traducción simultánea al lenguaje de señas, zonas para personas en situación de discapacidad. Todo el recorrido estuvo marcado por los pañuelos morados y verdes, y repleto de pancartas con mensajes en contra del patriarcado y la violencia de género. 

AUTORÍA: Equipo Vulgo, Máster de Periodismo e Innovación en Contenidos Digitales.