Una de las novedosas propuestas en nuevas narrativas de este 2021 es la producción transmedia titulada “Kapuscinski, la historia que trasciende”, que narra en múltiples plataformas y formatos las reflexiones del libro “Los cínicos no sirven para este oficio” del  reconocido periodista polaco Ryszard Kapuscinski.

El proyecto peruano surgió ante el inicio de las clases virtuales que empezaron el 2020 en la mayoría de las universidades y fue producido por estudiantes de pregrado de Redacción I de la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la Universidad de San Martín de Porres en conjunto con integrantes del área de Innovación y Medios Interactivos del Medialab USMP.

“Lo que iba a ser una simple lectura en el sílabo del curso se transformó en una linda experiencia narrativa, porque la pandemia del coronavirus y la virtualidad nos retaba a cambiar nuestras estrategias didácticas para conectar con los estudiantes que ahora están detrás de una pantalla. En medio de esta coyuntura, “Los cínicos no sirven para este oficio” de Ryszard Kapuscinski permitió que exploremos las narrativas transmedia a través de este libro referente en el periodismo”, explicó Carlos Terrones, profesor a cargo de la asignatura y editor del Medialab USMP.

Un espacio para la creatividad

En una exploración a sus diversas plataformas, hay una constancia en la producción audiovisual de relatos explicativos donde cuentan pasajes del autor relacionado a la historia, el rol del periodista o las fuentes de información. También se presenta el comentario en video de los lectores del libro en las redes sociales, así como se da pie a la parte lúdica e ilustrativa con cómics e infografías que retratan momentos del trabajo periodístico.

Cómic en el proyecto transmedia “Kapuscinski, la historia que trasciende”.

“El contenido del proyecto es muy rico en información del libro y pone también en relieve el ingenio de los estudiantes. Por ejemplo, para el podcast de la influencia de la historia en el periodismo, hicieron un casting a sus familiares y escogieron a uno de sus abuelitos, que tenía una voz aguda muy  parecida a Kapuscinski, para retratar una escena del capítulo. También en un webisodio, en vez de salir a grabar a la calle con cámaras de video y exponerse a un contagio, tuvieron que grabarse en casa y cuadrar sus diálogos, el momento que se pasaban el libro cada uno y todo ello debía tener continuidad. Fue muy divertido”, mencionó el docente de la Universidad de San Martín de Porres.   

Surgimiento de nuevos públicos

Esta iniciativa digital tuvo un período de producción de alrededor de diez meses (dos semestres académicos), desde que inició en julio del 2020 hasta finalizar en marzo de este año con la publicación de un video donde se visualiza toda la producción del proyecto. Su contenido multiplataforma se dirigió a un público conocedor del libro (periodistas y académicos), pero también fue bien recibido por los jóvenes.

Este proyecto se desarrolló en varias etapas. Al inicio nos reunimos varias semanas vía Zoom y Meet, durante las clases y también fines de semana, para revisar sus guiones, bocetos, imágenes, videos y audios por grupos de trabajo. Luego, en la edición de sus productos finales; y, posteriormente, al momento de publicar en el blog y las redes sociales. Lo anecdótico es que en Twitter nos seguían periodistas y profesores universitarios de varios países de América y de España. En cambio, en Instagram y Facebook eran estudiantes que se interesaban en los cómics, infografías y videos”, remarca Terrones.

El universo transmedia del proyecto

En “Kapuscinski, la historia que trasciende” se puede apreciar una página interactiva en Genially, cómics, webisodios, infografías, podcast, videos y gráficas para redes sociales. Todos estos trabajos están publicados en un blog y se viralizaron en Facebook, Twitter, Instagram, SoundCloud y Youtube.

La producción transmedia del proyecto en ocho formatos.

“Kapuscinski, la historia que trasciende” fue seleccionado estos días entre los 10 mejores trabajos de la categoría narrativa transmedia (de 579 proyectos narrativos de 72 países) que entran en competencia en el Festival Internacional de Nuevas Narrativas de No Ficción (FINNOF), organizado por la Universidad Nacional de Rosario (Argentina).

Este trabajo fue dirigido por el docente Carlos Terrones y producido por estudiantes de Redacción I de la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la Universidad de San Martín de Porres. Asimismo,  contó con la colaboración de los integrantes del área de Innovación y Medios Interactivos del Medialab USMP: Fiorela Sánchez, Vanessa Rubio, Karen Cañari, Leslie Bereche, Sandra Segura, Paolo Romero, Khaterin Pimentel, Marcela Fierro, Lucía Rojas, Araceli Galán y Andrea Llerena.

Artículo anteriorArcadi Oliveres, un hombre con esperanza
Artículo siguienteEl Departamento de Periodismo y Ciencias de la Comunicación de la UAB lanza el I Congreso Innovacom